A través de esta línea de acción, damos soporte a los procesos de recuperación y agenciamiento de las mujeres que viven distintas violencias: pareja, familiar, laboral, social, económica, institucional, sexual, racista, heteropatriarcal, contribuyendo a garantizar el acceso a derechos y servicios.